Trekking en días de calor? aprende y previene posibles problemas.

El verano es una época que se transforma en una gran oportunidad de realizar un sin fin de actividades al aire libre. Días perfectos para tomar nuestra mochila y salir en busca de aquella entretenida aventura. Algo que debemos tener presente es que si  contemplamos realizar esta salida en días de calor debemos advertir algunas situaciones que son importantes para no transformar esta experiencia en algo que queramos olvidar.

Las quemaduras solares, la deshidratación y calambres por calor son los problemas de salud más comunes cuando realizamos trekking en días muy soleados. Pero, además de estos hay otros problemas que podrían ser mucho más preocupantes y potencialmente peligrosos,  como son el agotamiento por calor y el golpe de calor (más grave). 
Los calambres por calor están asociados con el esfuerzo en ambientes calurosos. La deshidratación y las alteraciones electrolíticas se han asociado a este tipo de calambres, por lo cual la rehidratación isotónica es fundamental y reparadora.El agotamiento por calor es el resultado de la exposición a altas temperatura o actividad física intensa. Esto si no se trata puede llevarnos a un golpe de calor que pone en riesgo la vida.Los síntomas pueden incluir:
– fatiga
– sudoración
– sed
– dolor de cabeza
– náuseas y/o vómitos
– mareos / sensación de desmayo
– dolores musculares. 
– pulso rápidoSi estás frente a esta situación debes suspender todas las actividades que estas realizando, buscar un lugar fresco y bebe bastante agua ojalá isotónicos. 
El golpe de calor es grave y se da como resultado de una suma de factores tales como tener poco entrenamiento y realizar ejercicio intenso, exposición a temperaturas ambientales elevadas, mala hidratación, exposición directa a la irradiación solar entre otras. Los síntomas pueden comenzar con vómitos, nauseas, dolor de cabeza, piel roja y caliente,  desorientación y compromiso del estado de conciencia.Ante esta situación debes buscar una sombra, hidratar (si la persona está consciente), enfriar mediante abanico, agua fría, bolsas de hielo, uso de manta térmica con el lado dorado hacia el cuerpo. Se trata de una emergencia médica por lo que se debe buscar o solicitar ayuda.
Si hay compromiso de conciencia la importancia está en mantener la vía área permeable, chequear la respiración y estado circulatorio. Luego procedemos a enfriar en el lugar si es que la evacuación no es al instante.
Los niños y ancianos tienen mayor riesgo de sufrir algún problema por calor. Observarlos en todo momento.

Ten presente que lo más importante es la prevención!Ante una salida cada detalle importa. Planificación: 
– Planifica tu ruta con tiempo, cuándo y dónde vas a caminar es importante en un sendero cuando hace calor.
– Iniciar la ruta lo más temprano posible para aprovechar las horas más frescas del día. Evita las horas de más calor. Vestimenta:
–  De preferencia ropa clara y holgada con filtro UV. Polera manga larga para evitar quemaduras solares. Usa siempre una crema solar.
–  Los pañuelos tipo bandana pueden ser mojados y ser llevados sobre la cabeza o cuello con la finalidad de mantenernos frescos por algún tiempo.
–  En cuanto a los calcetines evita que sean algodón, ya que el sudor puede favorecer la formación de arrugas y ampollas. 
Hidratación:
– Lleva bastante agua y hidrátate durante la ruta, de preferencia agua o jugos con electrolitos. Sufrir de deshidratación es un peligro que puede ser muy complejo y ocasionarnos serios problemas.

Nuestro autocuidado es fundamental, de nosotros depende evitar multiples situaciones complejas. Tomemos conciencia de la importancia de ser responsables con nosotros mismos y quienes nos acompañan.


Natalia Seguel G.Enfermera – Diploma en medicina de montaña UIAA/ISMM/ICAR