Niños a todo terreno?.. tips para su mejor cuidado.

btr

Tienes ganas de salir con los peques pero tienes dudas? como mamá, enfermera y amante de las actividades al aire libre les doy algunos consejitos a tener en cuenta al salir con nuestros pequeños a estas aventuras que tanto nos gustan.
Al planificar una salida al aire libre con niños debemos tener presente algunas consideraciones  de acuerdo a su edad y al lugar que vamos a visitar (zonas áridas, boscosas, frías, etc.)
Bueno, comencemos:
Protección de la piel: Siempre debemos proteger la piel de nuestros niños al igual que sus labios, es importante hidratarla y aplicarles protector solar ya que están expuestos al viento y el sol. El bloqueador solar debe ser de uso pediátrico (preferencia de filtro físico), debe aplicarse 30 minutos antes de la exposición al sol,  re – aplicar al menos cada 3 hrs. usando un factor (FPS) sobre 30. Este debe colocarse en la cara y en todas las partes del cuerpo que estén expuestas como orejas, cuello, brazos, piernas y pies.No olvidar que un bloqueador, protector o filtro solar no lo es todo, debemos considerar la fotoprotección en todo momento, caminando en lugares con sombra, evitando los horarios de máxima radiación y de preferencia usando ropa clara con filtro UV.Si a pesar de haber tomado todas estas precauciones tu pequeño presenta mareos y/o vómitos, piel roja y caliente, dolor de cabeza, entre otros, puede que haya sufrido algún problema por calor por lo cual es importante que lo traslades a un lugar fresco y a la sombra, debes quitarle la ropa en exceso y aplicar paños tibios, hidratarlo y llevarlo a un centro asistencial.Si sales con un bebé que usa pañales no olvides llevar alguna crema en caso de dermatitis del pañal (ej. hipoglós).
Los bebés menores de 6 meses no deben exponerse a los a los rayos solares y no está recomendado el uso de filtros solares, deben usar sombrillas y prendas de vestir que protejan su piel.
Protección ocular: Cuidar sus ojitos de los rayos UV es muy importante, hoy en día en las tiendas especializadas venden muchos lentes de montaña para niños con tiras elásticas ajustables.
Alimentación e hidratación: Es importante durante el trayecto  hacer pequeñas paradas y darles su tiempo para comer e hidratarlos (además son instancias para descansar) y no olvidar llevar las leches y mamaderas de los más pequeños. Ojalá realices esto en lugares acogedores donde puedan distraerse un poco por ej. al lado de un pequeño arroyo, un lugar con sombra, etc. pero siempre manteniéndote alerta de sus actividades para evitar cualquier tipo de accidente.Debemos darle de beber jugos o agua aunque ellos no lo pidan más aún si el día es de mucho calor,  y estar atentos si transpiran mucho, poner atención ante la deshidratación.En relación con la alimentación hay que tener precaución con la comida que llevamos y su manipulación, debemos mantener siempre una correcta higiene para evitar cualquier tipo de transgresión alimentaria. En caso que debamos usar agua de algún arroyo o vertiente para preparar el alimento se debe considerar que hay que hervir al menos un minuto el agua y preparar el alimento en menos de media hra., el cual debe ser consumido durante las 2 hrs siguientes.

Ropa y calzado: Siempre llevar gorro ya sea para el sol o de abrigo para las tardes, usar  de preferencia polera manga larga para evitar quemaduras solares,  un calzado cómodo para evitar lesiones en sus pies (revísalo con frecuencia) y  calcetines de recambio. Aunque el día esté esplendido considerar ropa de abrigo. Si vas con un bebé que usa pañal no olvides llevarles de repuesto.
Repelente: Hay lugares donde andan muchos mosquitos, un repelente nunca es mala idea (considerar de uso pediátrico). estos no debe aplicarse directamente en cara, ojos y boca, tampoco en las manos de los niños o sobre piel con heridas o irritada. Debe aplicarse sólo lo necesario para cubrir la piel expuesta y/o sobre la ropa, el repelente debe contener DEET al 20% – 30%  y la aplicación debe repetirse cada 4 – 6 hrs. (DEET no debe usarse en niños menores de 2 meses de edad).
Botiquín: Siempre! no puede faltar., debe llevar artículos para realizar alguna pequeña curación y además algún medicamento infantil en caso de necesidad (dolor, fiebre, antialérgico, sales de rehidratación, etc. además, de un termómetro y alguna pomada para pequeñas heridas o picaduras ayudan mucho ej. la foille)
Mochilas portabebés: Llevar a un niño en una mochila es muy diferente a llevarlo  de la mano y caminar a su ritmo,  hay ciertas consideraciones que debemos tener presente, por ejemplo que están siempre en una misma posición por lo tanto hay que detenerse a chequearlos periódicamente, que no haya nada que los esté rozando o molestando y tener cuidados con las zonas expuestas al sol o al frío.
Comunicación: En los más pequeños el llanto es una forma de comunicación, de expresar sus necesidades, si nuestro pequeño llora puede ser por varias cosas; tiene hambre, sueño, están mojados, tienen calor/frío,  por lo cual debemos prestarle atención y tratar de brindarle la atención para que estén nuevamente cómodos. No lo ignoremos.
Acampada Si te quedas a acampar con niños procura que realicen sus necesidades antes de irse a dormir, así evitaras que despierten a media noche y tengan que levantarse exponiéndose a cambios de temperatura.

Altura: Los niños están expuestos a los mismos riesgos que los adultos en la montaña, y más a aún a determinados factores como la altura debido a su inmadurez fisiológica. Sobre los 3000 msnm cualquier síntoma inexplicable puede ser consecuencia de la exposición a la altura. La UIAA a establecido escalas diagnosticas de mal agudo de montaña según la edad y su capacidad comunicativa.La prevención se basa en el ascenso gradual y solo si es posible descender rápidamente en caso de algún problema. Los medicamentos de uso profiláctico deben ser utilizados con mucha precaución y en base al peso del niño.
Lo importante es que los padres sepan identificar los signos y síntomas de la exposición a la altura y antes de alguna salida de este tipo consultarlo con su pediatra.

Zonas frías: Si vamos a zonas frías hay que considerar que los niños termorregulan diferente a los adultos, son más susceptibles a las bajas temperaturas. Usar ropa de abrigo pero no sobreabrigar ya que esto puede hacer que suden y se enfríen. Llevarles siempre gorro al igual que guantes, de preferencia mitones. Revisar constantemente sus calcetas que no presenten humedad. Debemos mantener calientes las zonas mas expuestas del cuerpo como son las manos, pies, orejas y nariz.

Educación al aire libre Cada salida con tus hijos es una instancia de aprendizaje para ellos, absorberán todos los conocimientos que les entregues por lo cual es importante que tengas claro lo que le vas a comunicar, siempre ten presente enseñarles el autocuidado,  cuidado de la naturaleza y algún tips de mínimo impacto ej. que la basura se vuelve a casa, además según la edad le puedes comenzar a enseñar sobre la flora, fauna, a leer las nubes, etc.Desde los 3 o 4 años enséñales que comiencen a cargar su propia mochila, claro con el mínimo de peso (que lleven alguna galleta o juguete).

Si recién estas saliendo con tu pequeño lo ideal es que sean rutas cortas que ellos puedan disfrutar y esta aventura no se convierta en algo desagradable por el cansancio que les implica.  Considera su propio ritmo y déjalos que disfruten el camino, la idea es que ellos vivan esta experiencia de forma agradable, por lo cual debes evitar situaciones que les generen miedo o inseguridad,  de preferencia trata que las primeras salidas sean a lugares conocidos por ti.
Recuerda que las condiciones en el medio silvestre pueden cambiar rápidamente por lo tanto antes de partir debes tener muy claro el lugar a donde vas, debes chequear las condiciones meteorológicas, dejar un itinerario y ruta establecida, siempre llevar un botiquín, ropa de abrigo, agua y comida extra.
Y por último nunca trates de presionar a tu hijo por cumplir algún objetivo que tu te hayas propuesto, si no logran la meta evita decir frases donde se pueda sentir culpable, debes acogerlo y darle énfasis que lo hizo muy bien tratándolo con mucho cariño.
Recuerda que eres el modelo a seguir de ese pequeño  por lo cual enseñarle el autocuidado desde chiquitos es fundamental para que sean en el futuro grandes excursionistas.

Natalia Seguel G.